ESTAR SOLA

019-edward-hopper-theredlistPara Nosotras, que no somos como las demás 😉

Para todas las amigas inteligentes, cultivadas y con inquietudes vitales auténticas que tengo.

Para  todas las  chicas y mujeres que acuden a mí en busca de respuestas a la consulta.

Porque al leerlo me acuerdo de algunas de vosotras, porque al leerlo me acuerdo de mí. Porque sé que alguna lo conseguirá, porque sé que otras no, pero sobre todo, porque sé que las que tengo en mente, por lo menos lo intentan, y luchan.

 

Isadora vs Isadora [i]

(Diálogo interno de la protagonista consigo misma en un momento de máxima desesperación…)

 

Yo: ¿Por qué estar sola es tan terrible?

Yo: Porque si no hay un hombre que me ame no tengo identidad.

Yo: Pero, obviamente eso no es verdad. Escribes, la gente lee tu obra y la aprecia. Das clases y tus alumnos te necesitan y se preocupan por ti. Tienes amigos que te quieren. Incluso tus padres y tus hermanas te quieren…..a su manera.

Yo: Nada de esto modifica un ápice mi soledad. No tengo un hombre. No tengo un hijo.

Yo: Pero sabes muy bien que los hijos no son un antídoto para la soledad.

Yo: Lo sé.

Yo: Y sabes que los hombres y las mujeres nunca pueden pertenecerse mutuamente de una manera total.

Yo: Lo sé.

Yo: Y sabes que odiarías tener a un hombre al que pertenecieras totalmente y que te ahogara…

Yo: Lo sé…..pero suspiro con ello con desesperación.

Yo: Sin embargo, si lo tuvieras, te sentirías atrapada.

Yo: Lo sé.

Yo: Quieres cosas contradictorias.

Yo: Lo sé.

Yo: Quieres libertad y, al mismo tiempo intimidad.

Yo: Lo sé.

Yo: Muy poco gente encuentra eso.

Yo: Lo sé.

Yo: ¿Por qué esperas ser feliz, si la mayor parte de la gente no lo es?

Yo: No lo sé. Sólo sé que si dejo de tener esperanzas de amor, si dejo de esperarlo, si dejo de buscarlo, mi vida será tan plana como un pecho canceroso después de una intervención quirúrgica seria. Me alimento de esta esperanza. Me abrazo a ella. Me mantiene viva.

Yo: Pero ¿Qué hay de la liberación?

Yo: ¿Qué hay?

Yo: ¿Crees en la independencia?

Yo: Si, creo.

Yo: ¿Entonces?

Yo: Sospecho que la abandonaría, vendería mi alma, mis principios, mis creencias, sólo por un hombre que me amara verdaderamente.

Yo: ¡Hipócrita!

Yo: Tienes razón.

Yo: ¿No te molesta encontrar tamaña hipocresía en ti misma?

Yo: Me molesta.

Yo: Entonces, ¿Por qué no luchas contra ella?

Yo: Lo hago. Ahora estoy luchando. Pero no sé qué bando ganará.

Yo: ¡Piensa en Simone de Beauvoir!

Yo: Adoro su resistencia, pero sus libros están llenos de Sartre, Sartre, Sartre.

Yo: ¡Piensa en Doris Lessing!

Yo: Anna Wulf no puede correrse a no ser que esté enamorada…. ¿qué se puede añadir?

Yo: ¡Piensa en Sylvia Plath!

Yo: Muerta. ¿Quién desea una vida o una muerte como la suya aunque sea para convertirse en santa?

Yo: ¿No morirías por una causa?

Yo: A los veinte sí, pero no a los 30. No creo en morir por causas. No creo en morir por la poesía. Una vez en mi vida adoré a Keats por morir joven. Ahora pienso que es más valiente morir viejo.

Yo: Bien…; Piensa en Colette.

Yo: Un buen ejemplo. Pero es una de las pocas.

Yo: ¿Por qué no intentas ser como ella?

Yo: Lo estoy intentando.

Yo: El primer paso consiste en aprender cómo estar sola…

Yo: Si, y una vez aprendido verdaderamente bien, te olvidas de cómo mantenerte abierta al amor si alguna vez llega de verdad.

Yo: ¿Quién dijo que la vida era fácil?

Yo: Nadie.

Yo: Entonces, ¿Por qué te asusta tanto estar sola?

Yo: Nos movemos en círculos.

Yo: Este es uno de los problemas de estar sola.

 

Si te sientes así, si todo esto pasa por tu cabeza, si necesitas hablarlo con alguien, no dudes en ponerte en contacto conmigo aquíhttp://erosypsique.es/content/formulario-de-contacto

 

Laura Cruz, Psicóloga y Sexóloga en Alicante

 


[i] Jong, E. (1978 ). Miedo a Volar. Barcelona (páginas 394-396): Mundo Actual de Ediciones, S.A.

Imagen: Edward Hopper, Eleven A.M., 1926

ESTAR SOLA
facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Tagged on:                                 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *