Month: abril 2014

INVESTIGANDO A KINSEY

INVESTIGANDO A KINSEY

Con motivo de la reciente emisión por TVE, de la película “Kinsey” de Bill Condon, me parece interesante colgar un trabajo que realicé hace un tiempo con respecto a ésta película. Pues tanto la figura del protagonista, como la película en sí, suscitan y sigue removiendo muchos debates entre la comunidad popular y la científica. Espero que sea de vuestro agrado, sobre todo si sois sexólogos, pues seguramente os apasionará tanto como a mí éste tema.

Antes de pasar a realizar el análisis propuesto, me parece de suma importancia enmarcar la figura de Kinsey dentro del marco histórico que le corresponde y los hechos que con respecto al mundo de la investigación y en este caso de la Sexología estaban sucediendo en ésta época.

ORGASMOS “ANUNCIADOS”

ORGASMOS “ANUNCIADOS”

Hace dos semanas me llamaron para que escribiese de forma regular una columna sobre sexualidad, que se publicaría todos los domingos, dentro de una sección sobre salud. Yo podría elegir el tema y me pedían unas 300 palabras. Al hablar sobre la remuneración me dijeron que no podían pagarme, a lo que contesté que de momento les hacia el favor, pero a medio plazo hablaríamos sobre la retribución económica, si todo iba bien por ambas partes, pues mi profesión es seria y debe ser valorada, como cualquier otra. Me dijeron que me entrevistarían para compensar de alguna forma mi trabajo, En fin….

Yo he cumplido con mi parte, y durante estas dos últimas semanas les he mandado los artículos que me pidieron, dedicando parte de mi tiempo y esfuerzo para que lo que iba a decir tuviese rigor científico y fuese útil para las personas que lo leyeran. Les pedí, que por favor, si necesitaban cambiar algo o cortar porque era demasiado extenso que me lo dijeran y yo vería cómo hacerlo. Pero la respuesta de ellos fue que todo estaba genial.
Ellos no han cumplido su parte, me han cambiado el título sin pedirme permiso, el mío tenía sentido con todo lo que había escrito. Pero lo peor no es eso, lo peor es que lo que han puesto es algo que jamás diría un Sexólogo/a. ESE NO ES EL MENSAJE QUE YO QUERÍA TRANSMITIR.
A continuación podéis leer MI TRABAJO ORIGINAL y seguidamente,COMPARAR CON LA FOTO y lo que han hecho con él a la hora de publicarlo. Muchas gracias a todas/os aquellos que me apoyéis y me leáis, y sobre todo, lo difundías, para que estas cosas dejen de pasar y la verdad salga siempre a la luz. Gracias, de verdad.