SOY UNA MUJER

Soy una mujer, si. Lo soy.

Los soy. Lo soy. Lo soy. Los soy.

foto-unanuevaamiga1

 

Y si tengo que gritar mil veces para que lo oigan, así lo haré. ¡Soy una mujer! ¿Dónde está el delito? ¿Dónde la crueldad’ ¿Dónde la amenaza? ¿A quién hago daño? ¿A quién le molesta tanto como para tener que matarme? ¿Por qué tenéis tanto miedo de lo que soy?

 

 

Ahh…ya lo entiendo…..  Os da miedo porque os gusto, porque os atraigo, porque pongo en duda vuestra “masculinidad”….porque una vez que descubrís que nací con genitales masculinos ya no soy una mujer para vosotros. Pero minutos antes, cuando me piropeabais o cuando intentabais ligarme, o “pagar por ello” no os asustaba. Todo iba bien hasta que tu amigo ha descubierto ese “secreto”  y has tenido que demostrarle (a base de palos hacía mi), que a ti “los hombres no te van”…REPITO: SOY UNA MUJER.

 

Acabo de enterarme que han asesinado a una mujer (otra más) en Alicante. En un ascensor. En una zona en la que yo viví. A pocos metros de dónde estoy ahora. ¿Qué tiene de especial ésta nueva muerte? Era una transexual femenina. Por lo tanto y para mí: ERA UNA MUJER y punto.

 

Por un lado, es un caso más de violencia sexista.  No voy a explicar que es o que no es la violencia sexista, pues en internet pueden encontrarlo fácilmente si realmente les interesa aprender, mejorar como personas y entender. Lo que si voy a hacer es explicar cómo me siento yo tras leer la noticia. ASQUEADA, CABREADA, IMPRESIONADA E IRREMEDIABLEMENTE TRISTE, MUY TRISTE.

 

No sé ni cómo se llamaba, no la conocía de nada, Sin embargo, la RECONOZCO. La reconozco, porque era UNA MUJER, como yo. Porque a mí me da igual como nació o como dejó de nacer. Porque a mí lo que me importa son los sentimientos. ¿Cómo se sentía? No lo puedo saber, puesto que nunca hablé con ella. Pero puedo entrever que probablemente igual de jodida que las demás, como mujeres. ¿Estoy diciendo con esto que soy infeliz por ser mujer? No me mal interpreten, por supuesto que no. Adoro lo que soy, no me creo mejor, ni peor que los hombres. Simplemente ser mujer en un mundo de hombres, es duro. Pero intento cambiar lo que puedo a mi alrededor, para que todas y todos nos sintamos igual de bien. Siendo quienes somos, y dando igual si se tiene “cromosoma Y” o no, entre otros ejemplos.

 

Tenía pensado escribir un artículo sobre una película que he visto recientemente y que trata el tema de la transexualidad. Se titula Una nueva amiga,  y es de François Ozon. Quería escribir sobre una escena de la película en especial, y creo que finalmente es hoy cuando tiene sentido compartirla. La escena es la siguiente y pueden verla pinchando Aquí.

 

En principio se supone que es comedia, y según con qué ojos se mire, es divertida y fresca. Sin embargo, mientras veía esta escena no puede evitar que cayeran unas cuantas lágrimas silenciosas. La canción se titula Une femme avec toi  es original de Nicole Crosille, perteneciente al álbum Femme…, lanzado en 1975.  Y el estribillo dice algo así como:

 

Y por primera vez
Yo, por último, me sentí
Una mujer, una mujer, la única mujer contigo
Una mujer, una mujer, la única mujer contigo

Cuando, finalmente, se ha convertido en
Una mujer, una mujer, la única mujer contigo

 

Laura, ¿Por qué lloras? Si es como en el Quart (el Quart es un pub de Valencia donde frecuentemente hay actuaciones de Drag Queens). Es lo que me preguntó la persona que me acompañó al cine a ver la película.

 

Lloraba porque yo no sentía la diversión, lloraba porque me ponía en el lugar del personaje protagonista (Una transexual femenina que por primera vez salía vestida de mujer). Lloraba porque debe de ser horrible tener que esconderte, no poder ser quién eres. Ser mujer y que nadie lo reconozca. Ser tú y que te tengan miedo.

 

Pero también lloraba porque la protagonista, Virginia, había sido valiente, estaba descubriendo y se estaba enfrentado a su realidad. Y esta vez no le iba a dar la espalda a esa persona tan importante: ella misma.

 

Y lloraba porque recordé que adoro mi profesión, y porque estoy deseando poder atender a personas que estén pasando por situaciones parecidas.

 

Sin más,

A ti, que viviste y moriste como lo que eras: UNA MUJER.

 

Laura Cruz, Sexóloga en Alicante

SOY UNA MUJER
facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail
Tagged on:                 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *