HOY TAMBIÉN ES EL DÍA DE LA MUJER, Y MAÑANA Y PASADO…

Desde aquí me gustaría despedir como se merece a Coral Hernández, mi primera alumna de Prácticas en Eros Y Psique. Durante éstos últimos meses hemos compartido experiencias, aprendizajes, risas y mucho más. Deseo de todo corazón que lo poco que te haya podido mostrar te sirva en tu camino y lo recuerdes de vez en cuando. Espero haberte transmitido la pasión que siento por la profesión de la Sexología y para mi, con saber que has “aprehendido” a no patologizar, a “mirar” con otros ojos, a dudar de lo que se dice, incluso si lo dicen tus profesores, también yo, por supuesto, pero sobre todo a comprender que la Sexualidad es algo inherente al ser humano, con eso me quedo más que satisfecha.

image

 

He decidido colgar un artículo que escribiste hace un tiempo, después de nuestra asistencia al “13 Congreso sobre La Violencia contra la Mujer”, así como a las “XII Jornadas por la Igualdad de Género” organizadas por la Diputación de Alicante. En él se vislumbran algunos de tus aprendizajes y deseo que guste a los lectores.

Sin más os dejo el artículo a continuación…

 

 

HOY TAMBIÉN ES EL DÍA DE LA MUJER, Y MAÑANA Y PASADO…

Recordemos que el feminismo NO es el dominio social de la mujer, NO es la antítesis al machismo. Todo lo contrario, el feminismo es la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. Más aún, no ha de ser confundido bajo ningún pretexto con el hembrismo (que de hecho, no existe). Puestos a evitar errores de concepto, no estaría demás señalar la existencia de numerosos estereotipos que, a pesar de que algunos de ellos están siendo superados, son aún muchos los que siguen instaurados en el ideario de una gran parte de la sociedad, como los siguientes:
Por ejemplo, NO es en absoluto cierto el asociar a las mujeres feministas con la falta de feminidad: muchas feministas no reniegan de vestir bien o de sentirse atractivas, simplemente no desean que estos factores sean la batalla central de sus vidas. Por otro lado, tampoco el hecho de ser lesbianas, es condición indispensable para ser feminista. No nos mueve un odio visceral hacia los hombres: NO somos enemigos. Las mujeres feministas NO piensan que todos los hombres sean maltratadores o violadores machistas.Es muy probable que disfruten también como cualquier otra mujer con las comedias románticas y por supuesto, a todas les gusta sentirse guapas. Desmontemos creencias erróneas.
Por otro lado, retomando el concepto general del feminismo, es conveniente recordar que este movimiento defendió en el pasado y desde su principio la igualdad jurídica, peleando decididamente por ella; algunos de los éxitos cosechados a lo largo de la historia por el feminismo no son para nada despreciables: casos como el sufragio universal de voto, la ley del divorcio, la legalización del aborto, el acceso a universidades o a formación profesional, entre otros. Con todos y cada uno de estos significativos triunfos, las mujeres han sorteado la complejidad que encierra el hacer compatible el trabajo fuera de casa y las exigencias de la vida familiar, sin dejar a un lado la realización personal del individuo.
Para finalizar, adentrándonos en historia de la mujer trabajadora, es necesario recordar que, aquellos hombres y mujeres que murieron el 25 de marzo de 1911, fueron el detonante para la creación de un sindicato de mujeres trabajadoras, el desarrollo de diversos cambios legislativos en seguridad y la disociación entre sexualidad y reproducción, entre otros muchos logros. Nótese que la creación de ese primer sindicato de mujeres trabajadoras surge ligado a un hecho en el que el hombre también tomó parte.
Preservemos este legado y continuemos la lucha hacia una paridad real de la sociedad en la que no haya sitio para la violencia machista y los feminicidios, los salarios más bajos de la mujer, para el hecho de que, según datos de la ONU, 7 de cada 10 personas pobres en el mundo son mujeres, ni tampoco para el llamado “techo de cristal” presente en algunos sectores empresariales, ni la libertad sexual malinterpretada, micromachismos invisibles e impunes que normalizamos y retroalimentan un mundo más rosa y azul que nunca. Destacamos la estructura patriarcal y otras muchas realidades y aptitudes retrógradas adoptadas, y aceptadas, tanto por hombres como por mujeres, que debemos de suprimir junt@s, ya que queremos cuentos en los que la mujer inteligente no sea una bruja y el hombre inteligente un sabio.

“Se trata de que los hombres tengan sus derechos y nada más. Y las mujeres nuestros derechos y nada menos.” (Denise Dresser)

Coral Hernández Vinuesa.
Estudiante en prácticas con Laura Cruz en Eros Y Psique.
Sexología Alicante

HOY TAMBIÉN ES EL DÍA DE LA MUJER, Y MAÑANA Y PASADO…
facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *