salud sexual

¡TODO UN LUSTRO!

Sí, esa es la verdad, que yo creo que he llegado hasta aquí por eso, por la fe (porque no puede ser otra cosa que confianza ciega en un principio) que depositan en mi todas esas personas que me llaman, que acuden a mi buscando orientación y apoyo.

La primera vez en los chicos: Una carrera a “contrarreloj”

La primera vez en los chicos: Una carrera a “contrarreloj”

Si la “virginidad” de ellas se sigue tratando como algo que mejor esperar, a nosotros se nos vende casi como lo contrario: cuanto antes la perdamos, antes podemos fardar de lo que hemos hecho, como si haber tenido un encuentro sexual supusiese un antes y después que nos hace un poco más adultos, o como si fuese un reflejo de nuestra capacidad de triunfar.